Friday, December 14, 2007

Good riddance

Me acabo de dar cuenta de que con Billie Joe de Green Day tengo una relación unilateral que es del tipo "Ex".

Green Day fue mi banda favorita durante buena parte de mi adolescencia, arrancando con Dookie cuando estaba yo en séptimo grado (^__^ so cute & petite!), pasando por momentos altos de la relación cuando Nina me consiguió Kerplunk y 1,039/Smoothed Out Slappy Hours en uno de sus viajes a la tierra de las hamburguesas (a 5 pesos/dólares cada uno o_O), o en una noche romántica en la que los fui a ver a Parque Sarmiento y casi me desnuco cuando me tiraron por encima de una valla (mi primer y último salto mortal al día de la fecha), terminando definitivamente cuando llegó Shenanigans y me di cuenta de que entre nosotros ya no quedaba nada, y en ese momento me terminó de caer la ficha de que Pearl Jam era mi compañía favorita hacía años. Nos dijimos adiós con Billie Joe y oficialicé mi relación con Vedder.

Insomniac marcó una época en la cual intenté disfrazar a una relación adolescente de madura. Nimrod y Warning fueron buenos aunque menos mágicos, una buena época de estabilidad, pero nos dimos cada vez menos bola. Shenanigans, sin pena ni gloria, y American Idiot fue el papelón que hicieron después de que nos separamos, porque no estaban bien. Viene a ser la pendeja con la que empezaron a salir para darme celos y solamente consiguió darme un poquito de bleagh.

Digo que mi relación unilateral es de tipo "ex" porque recién me dio por escuchar Green Day, no tenía a mano y tuve que recurrir a GoEar, y escuchando la voz de Billie Joe cantándome al oído me provocó esa mezcla de sensaciones, reconfortante por lo familiar y por lo que tiene que me gusta, pero seguido por una ola de rechazo conectada a todo aquello por lo cual nos alejamos, con un aftertaste de "pobre pibe". Billie Joe se siente como un ex de hace mucho, lo cual es coherente con nuestra ruptura back in 2002. Habíamos superado mi affaire con Kurt Cobain por mediados de los 90, pero todo terminó cuando perdí mi admiración por Billie. Con Vedder tengo otro tipo de relación, ahora que por desgaste dejamos de entendernos y estoy sumergida en el vacío de una promiscua soltería musical. A Eddie no dejo de admirarlo y de quererlo, lo que pasa simplemente es que ya no lo entiendo como antes.

Es complicado extrapolar el tema de ponerme hoy a escuchar Nimrod sin que haya quilombo, así que a esta altura hay que abandonar la analogía. Lo cual me lleva a la apresurada y ridícula conclusión de que "música > amor", y sería raro si así fuera. Lo único que en serio aplica es decir que las relaciones musicales son mucho más relajadas que las otras.

3 comments:

Eze said...

Que amores aquellos... :-)

Cuando encuentres algo nuevo para escuchar avisame que me estoy aburriendo de lo que tengo.

Cachito said...

Claro, total...para vos, señorita cínica, el compromiso no signfica nada, no?...

rphjss:
rompe pelotas histérica, junás súper sibilinamente.

Carolina said...

Eze, dale, ¿escuchaste N.E.R.D? ¿O Gnarls Barkley? No sé si te gustarán, pero yo los recomiendo =þ =)

Cachito, todo pasa. Time to move on.

jmnfl
Jurame, man, ¿no falta lana?

Post a Comment