Thursday, March 18, 2010

Indignaciones pedorras del día

Primero, con los analfabetos de Clarín. Está bien que la sección de espectáculos no es relevante, pero cito:

(...), una comedia de Diego Kaplan en la que él descubre que es papá y ¡qué va a ser abuelo!
Esa é debe ser de la autoría de un boludo que recibió como única instrucción esa pedorrada que dice que "que", "como", "cuando" y "donde" llevan tilde "cuando van entre signos de interrogación o de admiración". Tampoco me encantó dónde decidió poner el "¡". Si todavía tienen dudas respecto de cuándo ponerle tilde a estas cosas, prueben con esto.

Me da bronca que en los diarios escriban mal. No es sólo en la sección de espectáculos, y cada vez meten más la pata; hasta redactan para el carajo. Tengo la sensación de que tienen una responsabilidad, la responsabilidad de escribir bien y dar el ejemplo, y se la están pasando por el culo.


Segundo, los gronchos de Oster.

Acabo de meterme de nuevo en el sitio donde me encontré lo que iba a criticar, y veo que alguien más les debe haber señalado lo que pensé. Situación: un "club privado de compras por internet" donde se hacen medio los conchetos, publica una campaña de Oster. Primero Yely me señala que el combo tostadora+cafetera cuesta más que la tostadora y la cafetera por separado. Lo segundo que noto es que los precios que publican como especiales para clientes del sitio, son del estilo de "$158,76", "$185,05", "$214,97", etc. ¿Hay que explicarles que gronchificaron terriblemente la marca y el sitio con esos 76, 5, 97 y demás centavos?

Cuando volví a entrar recién, se ve que alguien con más neuronas que quien subió las cosas originalmente hizo su trabajo (un poco tarde) y mandó a corregir todo. Ahora el combo tostadora+cafetera sigue saliendo unos pesos más que los ítems por separado, pero por lo menos viene con un exprimidor de regalo, y los precios están redondeados. Igual, Oster, en mi cabeza ya quedaron manchados.


Esas fueron mis indignaciones pedorras del día. Salut.

4 comments:

Boro said...

Yo no leo Clarín desde hace años por su pésima calidad periodística, pero durante las vacaciones mi vieja lo compraba por la claringrilla (?), así que lo leí. En cada edición encontré al menos 2 errores de gramática o puntuación, todos en el cuerpo del diario y a veces hasta en la portada. A las notas no las pasan ni por el corrector del Word!

Mad Bunny said...

El problema es que se hacen los conchetos yankees (los de Oster digo). In de iu-es-ei es normal que en los outlets te pongan los precios terminados en "97", "72", "24", "31" porque la idea es que los tipos emiten cupones y promociones del estilo "20% de descuento en todos los articulos terminados en .72".

Narf, se hacen los conchetos.

Cachito said...

Lo que pasa es que Clarín está contra el gobierno y contra Lulet ( http://chingatuletra.blogspot.com/ )

P.S.: En una etapa de malaria que prefiero olvidar diseñé unas calcomanías que vendía en los colegios, la cancha, las discotecas y la salida de misa. En cualquier lado. Y, sí, las vendía, ponele, a cuatro pesitos "la unitat" y en sensacional oferta de tres por catorce. Para mi completo asombro los chabones se me abalanzaban para comprarmelas de a tres.
El ser humano es un arcano indescifrable....

uncitast:
un Citroen amarillo sueña tiritando.

Carolain said...

Boro, es un papelón, o debería serlo y no lo es, lo cual es triste :/

¡Mad Bunny! ¿Volvés a postear?

Cachito, gracias por el link.

thickm
Thick minds.

Post a Comment