Thursday, May 14, 2009

Siempre pensando en nosotros, che, gracias

Gracias a los muchachos del subte, por esa casi horita extra de ejercicio que me regalaron, porque la verdad es que no me alcanzó con la hora de gimnasio para quemar todas las calorías que quería, ni con las horas de trabajo para cansarme lo suficiente, y me hacía falta ese plus de tristeza de estar a 35 cuadras de casa con cinco kilos de mochila a las siete de la tarde, con colas de media cuadra en cada parada de colectivo y un quilombo de tránsito de la gran siete, sabiendo que a pata iba a llegar muy tarde como para sacarme de encima un par de errands que quería liquidar antes del fin de semana. En serio, de corazón. Que se repita, eh, que no se corte.

5 comments:

lacomprometida said...

Ayer llegué a mi casa a las ocho de la noche!
Pero bueno, alguna razón debían tener los muchachos para parar.

Agustin.o said...

Acá en Francia cuando hacen paro, lo hacen en serio, no hay trenes, tranvías, colectivos ni subtes. Por eso el gobierno hizo una ley para que se establezca un servicio mínimo para que la gente pueda viajar. Después de eso, los paros se sienten mucho menos, con algunos inconvenientes.

jUaNm said...

Re buena onda los del subte (?)
Siempre pensando en el prójimo.

jUaNm said...

Si se trata de pelear por los derechos de los trabajadores, banco la huelga.

Si se trata de peleas entre mafiosos patoteros, pienso que estos tipos se pueden ir bien a la rpmqlp.

Boro said...

No estoy de acuerdo con que garquen a la gente, existen otras formas de protester. Yo cuando laburaba en el centro me dejaron a pata unas cuantas veces...

Post a Comment