Friday, April 11, 2008

(...) maternidad auditiva

Bolóh, mis hijos de chiquitos van a escuchar reggae. Mi vieja ponía mucho el Álbum Blanco de los Fab Four cuando yo era chica, y después me dejó el cassette a mano, cosa que le agradezco infinito. Yo quiero lograr un efecto parecido. Obvio que también les voy a poner Beatles a morir.

I want my kids to be mellow.

7 comments:

Cachito said...

Uy...está pensando en hijitos...mejor rajar bien lejos.
Carolinda, nos vemos, eh...

kndjryk:
kinder, jovencísimos rapaces y kilombo.

Tan Linda como Pelotuda said...

Es mejor comenzar desde el embarazo.
A mi hermana solía ponerle los auriculares en la panza, así mi sobrina escuchaba Janis y Led Z.
En 18 anios más veremos como sale.
Hasta ahora, anda muy patito feo y las divinas.

Tan Linda como Pelotuda said...

Ah. La word verification.

qersvc

Que eunuco resultaste ser vos, camarada

(Damian!?) said...

jajaja eso me hizo acordar a una madre que siempre se toa el 23 en el horario que lo tomo yo, y ella va con una campera de jean con un parche gigante de Metallica, y el nene bien chiquito va con su mochilita de jardin con un parche igual !!

Carolain said...

Cachito, al nene le podemos poner Cachito Jr., y a la nena no sé, te lo dejo elegir a vos.

Yely: jaja, pobre, al principio ninguno pinta bien. Si a medida que crece ves que funcionó, avisá. ¿La word verification es para Cachito? Estuvo bardero antes.

Ah, ¿y por qué Yely?

Damián: naaah, muy cute ^_^ Ahora, imaginate que el nene le sale tanguero o algo así inesperado o_O

erlhkiib
El reventado levantó hasta kilos, infinitos incendiados baldes.

Tan Linda como Pelotuda said...

Viene de que de chica me decían así.
O sea, todos me decían Angie.
Menos una nena que me decía yely. Y quedó.
Ahora una amiga me lo puso más cheto y me dice shely.
Y algunos me confunden con gelatina.
Pero eso, ya es problema de los demás.

Cachito said...

Está bien, me convenciste...
Caro. A la nena le ponemos Caro. Así, de una, sin vuelta atrás.

agvhqtag:
Ahhh, gran verdad: hijos que traen alegrías gigantescas

Post a Comment