Tuesday, February 19, 2008

Observación sobre el aire acondicionado

Mi teoría es que si el aire acondicionado se regulara como para mantener una temperatura de unos.. 22 grados en un ambiente, los hombres no se quejarían, y las mujeres estaríamos más cómodas.

Generalizando, a los tipos les encanta el fresco y las mujeres nos congelamos. Es la eterna batalla. En casa, lo que sea; pero en el laburo, que uno no se puede andar cambiando, la discusión entre los tipos en remera o camisa y las chicas en musculosa o similar, puestos a luchar porque con el aire prendido ellas se cagan de frío y con el aire apagado ellos se cagan de calor, es una maldición. Y, todo bien, muchachos, pero si nos cubrimos como ustedes, pasan dos cosas: ustedes son más infelices (menos eye candy), y nosotras somos más infelices (en la calle nos cagamos de calor). Y dicho sea de paso, donde estoy ahora con buzo puesto nos estamos congelando igual.

Defender los ¿18? grados que mantiene el aire acondicionado en la oficina es de peleadores. No es una temperatura cómoda para una persona. La verdad es que si hicieran unos grados más ninguno se daría cuenta, y estaríamos todos contentos.

Ahora lo que hay que tacklear es esa cuestion de la tercerización del control del aire, que termina en que el aire puede variar sólo entre prendido y apagado, y si pedís que lo apaguen un rato jamás lo vuelven a prender. ¡Quizás una guitarreada con fogón en el lobby sería una buena mezcla de medida contra el frío y medida de protesta!

6 comments:

Cachito said...

Por todo eso que explicás tan bien, los amores que surjen en oficinas con aire acondicionado generalmente resultan amores condicionados...

Sí, ya sé: cualquiera....pero es que un mal día lo tiene...cualquiera.

kfzkbd:
karateka famoso zarandea karateka boludo drásticamente.

Morkelik said...

un amigo dice que el gran desencuentro entre hombres y mujeres se debe a la temperatura. la mujer joven es friolenta y el tipo jiven es caluroso, mientras que las viejas son calurosas y los viejos frilentos. de ahi que hombres y mujeres nunca se ponen de acuerdo.

Nini. said...

a ver, pedazo de desconsiderados con el medio ambiente... la idea es que en los lugares tipo oficina no se baje a menos de 24 grados de temperatura... cada uno con su granito de arena, che!!! en serio...

Despues la gente careta empieza con las quejas y cacerolazos por cortes de luz, y se niega a cambiar las lamparitas de su casa por las de bajo consumo, y que el sol esta terrible, y la mar de coche... todo tiene que ver con todo...

Carito, llama al gobierno de la ciudad para que veyan a hacer una inspeccion y haceles notar lo del aire acondicionado (eso si, no garantizo que no vaya a haber efecto negativos tales como falta de medidas de seguridad, y demas...)

Cachito said...

Apoyo a Nini incondicionalmente. La escucho hablar y empieza a dolerme el planeta...

zgukwbot:
zapallo, gastá unos kilowats bárbaros otariamente.

Ale (Animal desde 日本) said...

Yo soy bastante friolento... uno de mis companieros de trabajo pone el aire a 17 grados (encima), y tengo que pelearle para que lo ponga a 24.

Directamente dejo un pullover en la oficina y me lo pongo incluso en verano.

fav said...

Con 22 grados los hombres también tendrían frío. Igual varía mucho entre personas, para mí más de 7 grados es calor, mi queja es en invierno con la calefacción, que no necesito, y el encierro, que detesto y es insalubre. Creo que medicina laboral recomienda que siempre, todo el año, esté entre 24 y 25 grados, para que sea cómodo para "todos".

ebwcie
ella bebe whisky con inesperado estilo

Post a Comment