Wednesday, December 05, 2007

De do do do, de da da da

Pero eso no es todo.

El sábado pasado fui a ver a The Police con mi hermanito. Renové un par de convicciones, revalidé conclusiones, y me fui contenta. Qué bueno que es pasar un rato con Ale fuera de casa, y más si es un recital.

- Mirá la pinta de Beck
- Sí, parece Juana Molina

Escuchar música en vivo sigue siendo de las cosas que más me gustan, más desde campo, y The Police es una banda a la que caí tarde pero con la que me pasan cosas, más allá del grado de comestibilidad de Sting en esos calzones de plástico ridículos que se puso para hacer de Feyd Rautha en Dune.


Me causó mucha gracia cómo mi hermano se pasó toda la previa (show de Beck más espera entre medio) suponiendo en voz alta que el recital iba a ser muy tranqui, considerando la banda y las edades de muchos de los asistentes, y cuando arrancaron con Message in a bottle se le fue toda la especulación al carajo.

Only hope can keep me together
Love can mend your life but love can break your heart
Pasado el primer tema, se veía a todas las parejas de 40 para arriba yéndose para el fondo, riéndose un poco de sí mismos. De todos modos, mi hermano algo de razón tenía, porque el nivel de bardo general fue bajo. Salvo por unos pocos temas, y un par de pelotudos (incluyendo al que tuve que sacudir y gritarle "CALMATE BOLUDO NO TE DAS CUENTA QUE NO DAAA"), fue un recital cómodo. Lo que no dejo de reconfirmar en prácticamente cada recital al que voy, es que el público está cada vez más amargo. Y me aburro a mí misma repitiendo esto todo el tiempo, pero es, y me embola, me pone triste, me da bronca. Parece que los recitales son cada vez más para los que los pueden garpar y cada vez menos para los que disfrutan de la música.

Hace tiempo que dejé de coté el elitismo de pretender que todos los asistentes se supieran todas las letras de todos los temas, ahora que sé que hay un mundo más allá de la puerta de mi habitación, y para el sábado pasado conté con los dedos de las manos los temas de los que sabía alguna parte. Pero que en el medio de Every little thing she does is magic Sting le haya dejado dos frases al público, y yo me haya escuchado perfectamente porque fui la única en varios metros a la redonda que cantó, me dio bastante pena. Tan sola me quedé que hasta se dieron vuelta a mirarme, y el pibe de adelante hasta me dijo "¡Bien!".
I resolve to call her up
a thousand times a day
and ask her if she'll marry me
in some old-fashioned way
Se supone que estaban grabando para el DVD de la gira, pero con baches así.. bleh. Y por ese lado vino otro detalle feo. Estábamos parados cerca de una de las torres de sonido, que tenía una grúa con una cámara que iba y venía. Para la mitad del recital, buena parte de los que teníamos parados alrededor, ya no estaban mirando para adelante, si no para el costado, atentos a cuando pasaba la cámara para hacerse los entretenidos. Parados de frente a la torre de sonido. Con The Police a su derecha, en el escenario. Vaaamos, ¿¿qué caraxo estaban haciendo ahí?? Manga de hijos de puta.

Don't stand so close to me pasó sin pena ni gloria, casi como si fuera uno de esos temas que ponen de fondo mientras se espera. Más allá de que hay temas que son menos conocidos e inevitablemente menos festejados, ¿no ven otra opción que portarse como vacas mirando pasar el tren cuando suena un tema que no les suena? Me parece guarango, de mal educados. Viejo, están tocando un tema y está bueno, hace algo. Que terminen de tocar un tema y haya gente que no largue ni siquiera un aplauso me parece digno de una manada de pendejos de mierda. Pero así estamos, nadie se mueve si no es por algo reconocido, sea un tema o una marca (los porteños somos marqueros), y todo, todo lo que se hace es por cómo nos muestra a ojos de los demás y no por lo que implica para adentro. The Police en el escenario y un grupo de tarados desperdigados ignorando la música y esperando a la cámara. Los odio.

¿Cuál es el problema de ponerle onda a un tema que no conocés? Si el estribillo es siempre el mismo, hey, se canta. Se puede saltar al ritmo del tema, o moverse, o palmear, o algo, por thor, ¡algo! ¿Por ahí le pifiás y cantás cuando no es? ¿Saltás de más? ¿Palmeás de menos? Es mejor que portarse como un zombie.

Pero está bien, es así, ahora los recitales son una oportunidad de "estar ahí" para la foto. Para mostrar que estás en todas y además podés garpar la entrada que cuesta la jubilación de tu abuela, el vasito de coca de $5, los sugus de $4 y el bonobon de $3. Cosa curiosa, había fernet a diez mangos. Los cocacoleros le ofrecían a los que los paraban.
Where does the answer lie?
Living from day to day
If it's something we can't buy
There must be another way

We are spirits in the material world
Con la actitud que tuvo la gente con la banda principal, me imagino que se dan una idea de cómo recibieron a Beck. Creo que a Piñón Fijo le hubieran dado más bola. Es una pena, porque el tipo será un salame scientologist, pero como músico es groso y estaba como para aprovechar la oportunidad y darle mucha bola. Y encima de ser una pena, es feo, porque se genera un clima choto para el tipo que está tocando, y para los que lo escuchan, porque se complica cuando estás rodeado de gente charlando a los gritos.

Notable fue lo puntuales que fueron las dos presentaciones. Estoy un poco descolocada todavía con los recitales que se anuncian para temprano, y empiezan a la hora que dicen. A la organización y demás lo único que puedo criticarles es esa pendejada del campo vip, y que las pantallas estaban tan abajo que eran casi al pedo.

Pero no hay público amargo, ni vallas, ni nada, que pueda arruinar cosas como esa llovizna, y Every breath you take. Los temas, el desempeño del trío, y lo increíble de la oportunidad de verlos en vivo superaron todo lo demás. Qué lindo recital.

8 comments:

Eze said...

Coincido con los asistentes marqueros. Si tocan un tema que no conocen se quedan estáticos... :-/
Y si tocan uno que SI conocen ponen cara de "wow.. que temón" por más que no se note que no les guste.

mmppgh... manga de pelotudos con plata ¬¬

Eze said...

*que no les gustA.

bleh

Mad Bunny said...

Tnx god the eloquence didn't escape you. Al menos es un buen post para leer si te despertás desvelado a las 4 de la mañana (pff).

Me cago en cuando el público está en pelotudo. Así como me indignó muchísimo aquel público de Travis, creo que la situación en Beck me hubiera puesto más que nervioso. ¿Por qué carajo si no les interesa no se quedan en casa? ¿O vienen directamente para ver a la banda principal? La respuesta creo que pasa por el lado de que ni la banda principal les interesaba, solo caretear y decir después: "Ay sí gordis, yo fui a ver a The Police. Pasame otra de muzza."

Abajo el snobismo recitalero.

Cachito said...

1) El snobismo recitalero tambien puede ser el de saltar todo el tiempo, cantar todos los temas, encender los encendedores y hacer como que entrás en trance. ( Los que entran en trance de verdad están disculpados )

2) Tal vez el tributo al ídolo ya esté pagado con la entrada que cuesta la jubilación de la nona. ¿Encima hay que hacer el circo aunque no se tengan ganas?

3) De última la cosa es de ida y vuelta: de arriba abajo y de abajo a arriba. Si la música no movilizó toda la culpa no es del público "amargo" ni toda la culpa de la banda re onda. No sos vos, soy yo y viceversa.

4) Yo a la cana la detesto, por eso no voy a ver a "The Police". Sorry. Ojo, eso no quiere decir que no me pierda una de Los Pibes Chorros...

5) Más que marqueros los porteños son merqueros. Los rosarinos tambien, pero menos...buéh, más o menos...

6) Caro, qué querés, el estadio de River transmite frío, allí hay toda una historia griposa que resulta insoslayable aún para The Police. Eso en La Bombonera no hubiera pasado...

vnbzne:
viene nevando bebota, zarandeate, nena...entendés?

Cieguilla said...

Que post largo! Tuve que hacerme un txt al costado de la pantalla asi no se me escapaba lo que queria comentar :-P

Me hubiera encantado ir a ver a The Police, pero cuando anunciaron las entradas aca se vendieron en minutos. Como Ticketmaster tiene el monopolio de las entradas de recitales decentes la pagina se congestiona y las lineas de telefono explotan. Una cagada, pero bue...

Beck es, musicalmente hablando, muy capo. Lo vi de casualidad abriendo para Radiohead el año pasado y me recordo los motivos por los cuales compre uno de sus albums y tengo un par mas en mi wishlist. Igual no me daria para ir a verlo a el solo, asi que me parecio genial que abriera para alguien que realmente me interesa ver.

Yo tambien pensaba como vos y me aprendia todas las letras de las canciones. Es mas, se me escapo una sonrisita cuando lei la oracion al respecto. Con el tiempo me di cuenta de que con algunas bandas es casi imposible porque tienen una discografia muy rica... y uno quiere salir de su habitacion de vez en cuando para interactuar con seres humanos, dejando las lucecitas del minicomponente, el block, el lapiz y los auriculares de lado :-P

Por ultimo la gente mala onda que si no conoce el tema no hace nada y va solo a posar para la camara deberia ser excluida desde el vamos. Para quedarte sin hacer nada escucha el CD en tu casa, los recitales son para cantar, saltar, bailar y aplaudir... y deja que la abuela coma y compre remedios un mes mas.

Besos xx

Cachito said...

"los recitales son para cantar, saltar, bailar"...( ¿para escuchar música no? ) ah buenoooooooo....

Listo. Juro que al próximo concierto que vaya me despeinaré todo el tiempo para no incomodar a La Internacional Recitalera-Dicharachera.
Déjense de joder, cada cual exterioriza la música como la siente, quiere, o puede. Conozco flacos que la rompen al furbo jugando con los pantalones largos y los mocasines, mientras otros recontrapálidos que no bajan a la plaza a jugar si no se ponen la camiseta del Milan, los últimos botines Nike y las canilleras de fibra de vidrio.

El hábito nunca hizo al monje. En los recitales tampoco. A menos que no te des cuenta de que la frase citada al comienzo de este interesantísimo y lúcido comentario no es ni más ni menos que una marca. Otra marca, más. Claro que si es verdad lo que dice Caro de que los porteños son marqueros, está tutto bene.

hgehzyxc:
horadamos geniales entelequias, hibridando zozobras y xilografiando costumbres.

Carolina said...

Bueh, Cachito, no te enojes, no estamos hablando de vos. Pensá en estar en un recital en el cual estás rodeado de gente que está en cualquiera. Y en cualquiera no es "disfrutando de la música sin exteriorizarlo", si no realmente en cualquiera, hablando a los gritos en medio de los temas, abriendo espacio a codazos para escribir un mensaje de texto, hablando por teléfono a los gritos, repartiendo piñas al pedo en los temas movidos, etc. Y más allá de eso, yo opino que para quedarse quieto como un fósil está la platea.

Y por lo del ida y vuelta, nunca vi a un frontman remarla tanto como el de Travis.. y apenas consiguió que le dieran bola un par de temas. Ok, se escucharon muchos comentarios positivos después, pero daba una sensación fea verlo al tipo ahí arriba poniéndole toda la gana del mundo y el público rumiando el pastito ahí.. Y Sting también dio bola, tiró cosas para corear, habló un poquito, y no obtuvo mucho a cambio. Daba para más.

Cieguilla, bajón lo de las entradas, cómo vuelan.. Y los que van a figurar, no sé, me imagino que no escuchan el cd en su casa, no lo tienen, y tampoco son gente que escucha mucha música =( Yo en mi delirio me imagino que alguien que disfruta de la música no le falta el respeto a un tipo que está tocando.

wksdsp
Watts kiribatianos se despedazan sobre planicies

Cachito said...

Carolita, no me enojé ni un poquito así, pero vos no creas que siempre creo en lo que escribo...muchas veces hago como el kía de Travis o como Sting y parece que me saco y solamente estoy remando para calentar el frío de algunos comentadores de este inverosímil blog....

uzumar:
ululaste zarandajas untando manteca a raudales.

Post a Comment