Tuesday, December 18, 2007

De colgados y garcas

Terminamos de comer, nos trajeron la cuenta, calculamos un poco de más por cabeza para que quedara propina, y juntamos la plata. El último no tenía cambio, así que puso de más y se quedó rezagado a esperar el vuelto.

Llegaron al piso unos compañeros que comían en otra mesa en el mismo lugar, y nos avisaron que los mozos se estaban quejando de nosotros, incluída la frase "estos hacen siempre lo mismo". Como no entendíamos qué carajo era lo que habíamos hecho, y en ese lugar nos tratan bien (hey, hasta nos descuentan el servicio de mesa), terminamos llamando para preguntar qué habíamos hecho para no hacerlo más. [Inserte aquí discusión sobre si somos unos forros o no porque una posible consecuencia es que el encargado la cague a pedos a la mina que nos atendió por abrir la boca.]

La queja era porque la mina había levantado quichicientos platos de una mesa para seis y no habíamos dejado nada de nada de propina. Now, I'm a firm believer: you gotta tip. No dejar propina si podés, es de forro, y más si te atienden bien. Hicimos las cuentas y habíamos calculado un número por cabeza que dejaba suficiente. Elk problema fue que el que se quedó a esperar el vuelto.. se llevó la propina y comió por $5. Le pedimos disculpas a la mina, y nos sentamos a esperar que apareciera el avivado.

El flaco que se llevó el vuelto completo es un pibe muy colgado. Muy colgado, desesperantemente colgado. El problema es cuando por colgado es garca. Es el pibe al que, cuando comemos en la oficina, le prestamos los cubiertos que nosotros compramos para que pueda comer, y jamás los devuelve lavados, si es que los devuelve. Es el pibe que si comemos todos juntos en la cocina, se vuelve a su escritorio primero sin levantar ni una bandeja, ni una servilleta, deja toda la basura que produce en el lugar donde quedó. Hubo que tirar un mate que le habían prestado porque lo dejó con yerba y agua días y días hasta que tuvo vida propia y se arruinó. Etc, etc.

Ahora bien, dos posibilidades: el pibe deja todo tirado porque igual alguien lo limpia y nos cagó la guita a propósito, o realmente vive muy en las nubes. Uno tiende a pensar lo primero, pero también pasan cosas como que le desapareció la taza porque se la dejó olvidada en la cocina dos semanas (en las que todos nos tentamos de ser abuelas malcriadoras y repatriarla, pero decidimos dejarla ahí a ver qué pasaba). Y los que conocen la casa dicen que al chabón no se lo comen los bichos de puro milagro. Es un auténtico dejado.

Pero aun suponiendo que el pibe no lo hace de mal tipo.. Si lo hace de mal tipo es para pegarle, pero suponiendo, con toda la buena fe del mundo, que es así de colgado.. a esta altura, ¿qué diferencia hace? Es como un bebé. Es una persona, hace cosas, pero no se le puede confiar absolutamente nada. De hecho, es peor, es como un chico de diez años, porque es pedigüeño además de que no se le puede confiar nada. Te obliga a estar todo el tiempo atento a que no te deje ningún muerto, tal como un mal tipo te obliga a estar siempre cuidándote la espalda.

Me quedo pensando qué se hace con una persona así. Creo que se intenta tenerlo lo más lejos posible en un 90% de las situaciones. Cualquiera mete la pata, y entre personas normales I got your back and you got mine, pero con algunos no aplica; más que cubrirlos es llevarlos a upa, y cansa.

6 comments:

Cachito said...

Che...me parece que los colgados son ustedes.

rnppmg:
razoná, no paga propinas: muchacho garca.

Mad Bunny said...

La fina diferencia está en la intención. Pero ambos son igual de peligrosos, porque no se puede confiar en ninguno, creo yo.

Eze said...

Cuando el tema de mandarse cagadas ya es crónico y notás que no se esfuerza ni un poco por cambiar creo you que no existe diferencia alguna.

Carolina said...

Me da mucha bronca la gente así de "colgada", si es que se los puede llamar colgados... muchas veces les va más el título de desconsiderados, irrespetuosos, irresponsables, inmaduros, dejados, sucios, y a veces, dependiendo de la mala intención, ventajeros.

O soy muy sensible???

Carolina said...

Cachito, qué buenas letritas, es un usted un maestro de este arte.

Bunnyto: y sí, quizás la única diferencia es que con uno podés charlar amenamente un rato y con otro no =P

Eze: y, supongo que casi que no =/

Tocaya: jaja, creo que todos esos adjetivos aplican.. pero bueno, como yo también soy colgada trato de tenerle un poco de paciencia (aunque no me voy tan al caraxo como este flaco).

kafne
Kafka alucinaba fruta, nunca escribía.

Mantis said...

Yo creía en la estupidez hasta que me di cuenta de que es muy cierto eso de "se hace el boludo y la pasa bien".

Opté por hacer lo que más me deje en paz con mi conciencia, dependiendo de la situación. Por lo general termino poniendo un poco extra de mi parte yo, y no el otro, pero así me siento mejor que no poniendo lo necesario para hacer tal o cual cosa.

¿Se entendió? Es una cuestión de dignidad, probablemente. Y algo de alimento para el ego, diciendo: "vos serás un mierda pero yo no". Al otro probablemente le chupe un huevo y diga "total, este boludo se hace cargo", pero uno es lo que es, y no hay vuelta que darle.

La mayoría de los "colgados" son irresponsables o vivos, y en ambos casos, se me hacen poco queribles.

Un besote, Caro. Felicidades!

Post a Comment