Thursday, June 29, 2006

Toma en el Buenos Aires

Juventud descontrolada

Me pasaron hoy un link a la noticia en Clarín, resulta que tomaron el CNBA (esta vez los alumnos del colegio, no la FUBA u otra manga de colgados). Por algún motivo, cuando pasa algo de este estilo ahí, sale en los diarios, y empiezan a llamar las viejas a las radios a decir que es una barbaridad lo que hacen esos delincuentes juveniles con la plata de los contribuyentes (porque al colegio lo banca la UBA), así que para contrarrestar quería señalar por qué les mando un aguante a los chicos, que piden solamente que el Consejo Asesor y el de Convivencia sean resolutivos (para terminar con las resoluciones y sanciones sacadas de la galera, el sí porque sí y el no porque no), y que el Departamento de Orientación funcione, porque considerando la presión que soportan, les hace falta.

Apareció una foto en un foro, con una "escultura" improvisada en un patio por un grupo de alumnos en hora libre. A muchos nos impresionó, la gente comentaba "qué groso!", "¿cuántas horas libres tuvieron, 10?", hasta que alguien contó que la osadía de apilar sillas en el patio le había costado a los alumnos de esa división el castigo de tener que pasar cualquier hora libre que tuvieran de ahí en más adentro del aula, no sea cosa de que si los dejan salir sigan haciendo barbaridades de ese estilo. Y aunque los apiladores de sillas fueron algunos, se quedan en el aula toditos, porque como son compañeros de división es posible que se hayan contagiado ya de esta irreverente fiebre apilatoria de sillas, claro desafío a la autoridad.

Me hace acordar a cuando estaba en primer año, y un alumno por una gracia que quiso hacer con el borrador y le salió mal, trabó los pizarrones (esos que se pueden subir y bajar para seguir escribiendo sin borrar). Bajo amenaza de sanción grupal si no delatábamos al que había dejado el borrador donde no debía, pasamos 3 mañanas de clase adentro del aula, sin salir para el recreo ni para ir al baño, hasta que un alumno lo comentó en su casa y la hermana mayor le avisó que por el reglamento del colegio está prohibida la sanción grupal y amenazar a un alumno para que delate a un compañero. A la mañana siguiente, cuando vino el regente, un nene de 13 años tuvo que encargarse de avisarle a ese señor que ya sabíamos que se estaba haciendo el boludo con el reglamento aprovechando que éramos alumnos nuevos y asustadizos. El tipo dio media vuelta y se fue sin decir ni una palabra; unas horas después la preceptora nos avisó que podíamos volver a salir al recreo.

Otro feliz episodio de gratísimo trato autoridades-alumnos se me dio un día que llegué a media mañana (ya me había comido la falta por razones de fuerza mayor pero fui igual para no perderme todas las clases, miren qué aplicada que era). Le avisé a la preceptora que entraba, dejé la mochila y me fui al baño. Saliendo del baño, me emboscaron -literalmente- mi preceptora y otra más, para cagarme a pedos porque una vez que daba el presente me tenía que quedar en el aula, de tan mala manera que me hicieron pegar un buen susto.

Uno no puede tener un colegio secundario lleno de adolescentes inteligentes y tratarlos como si fueran boludos. Así que, aguante, chicos y chicas, y ojalá consigan lo que no logramos en los 90, que la magnitud de un castigo no dependa de cómo se levantó el rector ese día, que los consejos sean resolutivos y que se termine con el sí porque sí y el no porque no.

A los padres que tienen en mente mandar a sus hijos al CNBA, piénsenlo dos veces. Y a las viejas opinólogas de radio: a lavarse las patas, señoras.

8 comments:

Agustin.o said...

Coincido con vos totalmente.. Yo era de hacer las cagadas.. pero asumía mi responsabilidad si se hacía quilombo. Tengo varias anécdotas para contar: Una, le tiré la cartuchera a una compañera contra el ventilador de techo, de más está decir que me tuve que poner con todo lo que había adentro, incluyendo una calculadora. Lo que no soporté era que mis compañeros se engancharon en la joda, revoleándole la cartuchera por todos lados, pero ninguno saltó y me obligaron a saltar a mí como el único "criminal". Qué hipócritas! Después de ese año, me cambié de escuela.

Maurus said...

...resabios de otras épocas represoras... No se distingan... no sean diferentes... sean todos buenitos... no cojan... ni se les ocurra crear... bajen la cabeza y digan si señor/a... desaparezcan en la multitud... no brillen...
Miren si en una de esas, la utilización de vuestra creatividad, inteligencia, brillo, libertad... genera un movimiento que modifica todas las reglas impuestas!!!! ¡¡¡Ojo!!! Sean ovejas... dejense manejar y sean felices siendo manejados...
No sientan... dejen de percibir lo que los rodea...

No traten de cambiar al mundo... hay demasiada gente poderosa cómodamente instalada en las estructuras existentes... aprendan lo que les imponemos y crean ciegamente que "eso" es lo mejor... que eso es vida (y solo es una manera de morir)...

¡¡¡Muy bueno!!!

Maurus said...

...eee... yo en el secundario... era algo asi... como la peor pesadilla de cualquier profesor... era simple y llanamente un flor de HdP...

Lulet said...

jajaja!

Yo las hubiera mandado a lavarse las tetas, no las patas... jajaja...

Sí a la buena educación, por Thor!

Besos!

Evan said...

La verdad que mis años en el CNBA no los aproveché de ninguna manera... tal vez 5to año, y sólo de manera académica... Hoy ya sé por qué fue así, pero eso es otra historia.

Creo que es genial que los chicos no se dejen pisotear por hombres niños bravucones, pero me parece terrible que pibes de 15-16 años tengan que andar preocupándose porque sus derechos se respeten, y que los reglamentos se apliquen adecuadamente...

Un chico debería ocuparse de ser chico, que lo que le espera en el futuro no lejano tiene mucho de mierda...

Igual, un thumbs-up para los CNBAenses, que siempre es lindo ver como le rockean el piso a Sanguinoide...

Carolina said...

Agus, me parece que no estamos hablando de lo mismo entonces, yo digo que a estos pibes los tratan con mano demasiado dura y vos hablás de hacer cagadas pero hacerse cargo =) No sé, no entendí!

Maurus, es notable cómo nos tratan de aplastar desde chiquitos, ¿no? Por eso, aunque se puede discutir si las toams están bien, están mal, o qué, me parece positivo que ya desde chicos se den cuenta cuando les están tocando el culo y no se dejen. Lamentablemente creo que uno tarde o temprano se amansa, pero hay maneras y maneras de hacerlo. Una es bajar la cabeza, y otra es comprometerse con la realidad de mierda que tenemos, y discutir y tratar de cambiar las cosas va más por el lado de la negociación que respeto que por el de la resignación que aborrezco.

Lulet, yo también, pero viste como son las viejas.. si venís argumentando bien por ahí las convencés, pero en el momento en el que decís una guarangada te pierden el respeto para siempre.

Y totalmente de acuerdo, Gui. Sanguijuela, Sanguinario, siguen los sobrenombres.

Agustin.o said...

Estamos hablando de lo mismo, pero yo quise poner mi grano de arena, por la anécdota que contaste de la amonestación grupal.
No opiné sobre la toma del CNBA, aunque ese era el tema del post. PERDON! Igual me parece que el colegio ese "is overrated".

Carolina said...

¡Ah! Yo flahseé que decías "coincido" y a continuación contabas por qué, por eso no entendía a qué venía la anécdota =P =) ahí entendí, sorry

Y el colegio.. qué sé yo, aunque tenga el título de otro, nunca cursé en otro secundario, así que no lo sé comparar =/ Lo único que sé es que en ese te tienen cagando, mal. No sé si se aprende tanto académicamente, pero que aprendés a romperte el orto y sobrevivir, aprendés.

Post a Comment